jueves, 7 de julio de 2022

Artífices - "El engaño de la verdad" (2022)

Artífices - El engaño de la verdad (2022) 




Creación, producción y edición musical (teclados y sintetizadores virtuales): Waldo Trubiano. 

Voz: Pablo Javier Piacente. 

Imagen: Kasun Chamara en Pixabay. 


 
Texto: 

El engaño de la verdad (microrrelato) 

Por Pablo Javier Piacente. 
 
Sentado cómodamente en su sofá, un hombre pensó: "no creo en los sueños, solamente en aquello que puedo ver y tocar, como mi cuerpo, mi casa, mi perro o estas monedas. Las cosas son la única verdad". 

Años después, el hombre y el perro ya eran polvo, la casa se había derrumbado luego de un terremoto y las monedas habían perdido completamente su valor, aunque seguían allí. 

Otro hombre, un linyera de edad avanzada cubierto con harapos, pasó por el lugar y vio las monedas resplandecientes entre los escombros. Las tomó y pensó: "me echaré a dormir aquí y soñaré que soy rico. La única verdad está en los sueños". 

-- 

Música: Waldo Trubiano / Texto: Pablo Javier Piacente.

Lanzamiento especial en ocasión del Netlabel Day 2022.

Una producción de Sonido Cuántico Netlabel: http://sonidocuantico.blogspot.com 

Mar del Plata, República Argentina.

DESCARGA COMPLETA AQUÍ (Incluye audio, imagen, texto e información).

Más información y reproducción online en: https://archive.org/details/el-engano-de-la-verdad

domingo, 3 de julio de 2022

El pulso del universo - Pablo Javier Piacente (Reedición 2022 / Freshtunes)

Reedición 2022 (por Freshtunes) de "El Pulso del universo" de Pablo Javier Piacente, álbum editado originalmente en 2009. Disponible en todas las plataformas y tiendas digitales.



Imagen de nueva portada: Casey Horner en Unsplash.

Algunos links:

Spotify / YouTube



domingo, 31 de octubre de 2021

La carne y el silencio



El agua del tiempo corre,

veloz e indomable,

para mostrarnos la fugacidad de la carne

y la eternidad de lo inasible.

En el frenesí terrestre no lo vemos,

somos bestias dispuestas a todo

por un pedazo de rojiza carne

arrancada de las entrañas de nuestro hermano.

Pero las aguas indómitas de la eternidad

tapan los cuerpos y sepultan las pasiones.

De todo

solo quedará el viento. 

Un inabarcable y atroz silencio.


Por Pablo Javier Piacente.


Imagen: Daniele Colucci en Unsplash.

martes, 11 de mayo de 2021

El títere



Viene a mi cabeza una música vieja,

una melodía que no escucho desde la infancia.

¿Qué indescifrable capricho 

          de la energía indómita que nos puebla

desencadena un recuerdo no deseado?

¿Por qué súbitamente se unen los tiempos

(ayer y hoy, 

          mañana y ayer)

para hablarme de cosas que ya no entiendo?

¿A dónde van tantos instantes congelados,

tanto polvo acumulado por eones,

tantas lágrimas que mutan en risas?

Se esfuman en un parpadeo,

renacen vívidas, sonoras y coloridas en otro,

y vuelven a desaparecer.

Quizás alguien las maneja 

desde algún extraño lugar 

         de nada y aire.


Yo soy solo un títere

 moviendo la cabeza.


Por Pablo Javier Piacente.


Imagen:   Jose Francisco Morales / Unsplash.

lunes, 15 de febrero de 2021

Suficiente



Aquí estoy.

Consciente de lo visible y de lo invisible.

Parado sobre mis certezas y mis dudas.

Dispuesto a dejarme llevar por el asombro

y por el remolino bestial del tiempo,

que todo lo invierte con sus pesadas agujas de silencio,

con su arena de nadas,

con su agua lunar 

y la perfecta multiplicación de los soles.


Aquí estoy.

Con mis soledades y mis otros.

Con mis ansias y mis cansancios.

Con la lluvia pesada de los años

y la ingravidez de cada nuevo sueño.

Entre alaridos de los odiadores de la vida

y cantos corales de los que enfrentan a la muerte.

Entregándome a la sabiduría del bosque

y perdiéndome en la ignorancia de la urbe,

siempre sonora, 

siempre asfixiante.


Aquí estoy.

Y es más que suficiente.



Por Pablo Javier Piacente.


Imagen: Ricardo Gómez Ángel en Unsplash.

Perplejo



¿Será que puedo contener toda la nada en mi mano?

¿Será que puedo comprimir al universo en mi puño cerrado?

Quizás ser Dios es jugar a los dados

pero con dados blancos, vacíos, innumerados,

cuyo único resultado 

    sea una eterna duda.


La profunda perplejidad de lo innombrado.



Por Pablo Javier Piacente.


Imagen: Sasha Freemind en Unsplash.

jueves, 24 de diciembre de 2020

El alma del fuego

 



Sangre de animal degollado 
corriendo 
por madera vieja.
El filo del largo cuchillo
refleja
un haz de luz,
un sol a mitad de cielo
incendiando la tarde.
En el rancho corren niños.
En el patio,
el animal muerto sobre la tierra roja
con los ojos abiertos y secos,
con un río de sangre caliente 
marcando su camino al olvido. 
Los niños pasan gritando,
saltan sobre el cuerpo
con la inocencia de la vida nueva.
Nacen las horas,
crujen las brasas,
el animal en los platos,
el vino dulce en los vasos sucios, 
los rostros pesados sudando el alma del fuego,
los niños comiendo.

La tarde cayendo.

Pablo Javier Piacente.

Imagen: Timon Wanner en Unsplash.